CASO MATUTE

martes

CASO MATUTE JOHNS: Mayor (R) Ovalle denuncia participación de carabineros en caso Matute Según el oficial, uno de los carabineros se encuentra en servicio activo y en la zona, el otro está en retiro. Cuenta que durante el tiempo que estuvo en la Octava Región los dos policías participaban de las diligencias y la búsqueda de Jorge Matute Johns.


La participación de al menos dos funcionarios de Carabineros en la desaparición del cuerpo de Jorge Matute Johns desde la discoteca La Cucaracha la madrugada del 20 de noviembre de 1999, es una de las principales denuncias que hoy realiza el mayor (R) de esa institución, Andrés Ovalle, quien estuvo dos años a cargo de las diligencias de búsqueda del universitario en la Octava Región.

Luego de haber sido separado del caso y dado de baja en febrero de este año, accedió a conversar con La Nación y resaltar una serie de irregularidades cometidas por la policía uniformada, que a su juicio tuvieron como fin, desvirtuar las labores investigativas para no dar con el paradero de Coke y continuar con la impunidad de dos oficiales, de los cuales, uno está en retiro y otro en servicio activo.

Ambos, incluso participaron activamente en las diligencias que se realizaban en la zona. Ello, contra la voluntad del oficial Ovalle.

“Carabineros hizo una estupidez al principio, rastrearon por aquí, por allá, yo tengo mis aprensiones con respecto a algunas situaciones que tuvieron en esa primera etapa. Para mí no existen los crímenes perfectos sino los malos procesos y las malas investigaciones y en este caso la había, no sé si voluntaria o involuntariamente la investigación fue desviada”, expresó.

Pero sus conocimientos del caso le hacen incluso llegar más lejos. “A Matute lo golpearon por algún motivo y se le causó la muerte sin querer. Lo que vino después fue el proceso de hacer desaparecer el cuerpo y aquí la pregunta es ¿por qué se hace desparecer?, ¿quién tiene la capacidad de modificar y hacer desaparecer un cuerpo y tenga la impunidad de hacerlo?, ¿quién asesora a personas diciendo que si no hay cuerpo no hay crimen?”.

Ante ello se responde inmediatamente que “esa asesoría es externa, legal. Constatan que está muerto y planifican su desaparición. Ellos tenían la certeza de que si los controlaban en el vehículo en donde llevaban ese cuerpo muerto no los iban a parar, ni revisar, ni llevar detenidos”, indicó.

-¿Me quiere decir que son funcionarios policiales los que dan esa ayuda externa?
-Es asesoría externa...

-Pero le insisto, ¿son carabineros?
-Sí...y al menos son dos y tienen bastante influencia.

-¿Están activos?
-Uno está en retiro...el otro sigue en la zona.

-¿Conoce sus nombres?
-Sí, pero eso no te lo voy a entregar.

Ovalle dijo además que había dado a conocer todos estos antecedentes a la magistrado que en esa época llevaba la causa, Flora Sepúlveda, pero que la jueza le había impedido indagar más en el asunto, agregando que “cuando yo presento mi informe con estos datos, comencé a sufrir una persecución y me terminaron sacando del caso”.

ALTOS MANDOS

“Los altos mandos de la institución tuvieron tanto miedo de involucrarse en el caso que ni siquiera revisaron mis informes. Ellos no ejercieron el mando como les correspondía y prefirieron mantenerse en sus puestos, mientras menos sé, menos me arriesgo”, contó Ovalle.

-¿Qué tipo de cosas le hacen pensar de esa manera?
-Mira, una de las cosas que me parecen inaceptables es que el actual general director de Carabineros, Alberto Cienfuegos, haya solicitado a la jueza Flora Sepúlveda autorización para que presentara mis informes ante la Cámara de Diputados. Eso es desconocer la independencia que los poderes del estado tienen”, expresó.

-Pero usted se presentó ante la Cámara.
-Sí lo hice, pero cuando fui citado me escondieron la invitación. A mí la institución nunca me avisó que tenía que ir a presentar mi informe.

-¿Cómo fue entonces?
-Me enteré que me habían invitado por otra vía y llegué allá.

“A BETANZO Y A LOS GUARDIAS NO ME LOS TOCA”

El mayor (r) Andrés Ovalle denuncia también por qué al momento de tomar la investigación, en la cual nunca tuvo dedicación exclusiva, las pericias de la policía uniformada dejaron de ser financiadas por la institución.

“A mí me consta que a los equipos anteriores de mi institución a cargo de la investigación, sí les entregaron recursos, pero cuando yo llegué, a mí no me entregaron nada”, sentenció.

De la misma forma, consideró inaceptable que, contrario a Investigaciones, a él nunca le dieran una orden para allanar y fue enfático al señalar que la magistrada titular del Tercer Juzgado del Crimen de Concepción le impidió interrogar a Betanzo y a sus guardias con un tajante “usted a Betanzo y a los guardias no me los toca”.

“Esto se debería haber solucionado el primer año en que ocurrió, pero nunca tuve las órdenes del tribunal para interrogar a aquellos que yo pienso y creo que son los autores de este delito. Yo tengo la clara convicción de que quienes están detrás de la muerte y desaparición son quienes yo denuncio en los dos informes”, arguyó Ovalle.






Publicar un comentario