CASO MATUTE

jueves

ETIOLOGÍA DE UNA MENTIRA CREÍBLE

Denuncia Pública 

Policías y Asociación Ilícita - La Cucaracha y su Personal - Drogas e ilegalidad = Desaparición de Jorge Matute Johns

Con la aparición CASUAL de los restos de Matute a poco más de 5 años de haber desaparecido desde la discoteque la Cucaracha. Se pudo establecer con toda certidumbre que Matute estaba muerto.

La causal de muerte fue indeterminada, pero el presente informe criminológico demostrará de manera realista y fáctica que la modalidad de muerte de Jorge Matute Johns se produjo por el accionar de terceros, quienes con posterioridad a una agresión circunstancial, traslado del cuerpo, posible secuestro y muerte circunstancial u homicidio calificado, planificaron la desaparición del cuerpo del delito para evitar una posterior investigación que pudiera establecer el accionar de una asociación ilícita ligado al trafico de drogas, en cuyos componentes se encontraban personajes con envestidura.

La falta de comprensión y/o la incredulidad ante tamaña mentira, se debe esencialmente a un sofisticado operativo de inteligencia, destinado a ocultar y proteger la impunidad de una red policial ilícita, asociada al tráfico de drogas.

Todo lo cual se explica en los altos cargos de poder que ostentan los autores intelectuales de esta red, quienes logran subdividir su accionar delictivo en diferentes causas cuando en realidad siempre han sido una sola.

Estos son:

El caso Matute, sustanciado en el Tercer Juzgado del Crimen de Concepción.

La muerte del Cabo Martínez de Coronel en la Fiscalía Militar de la misma ciudad.

El homicidio del bombero Hugo Díaz.

la Asociación ilícita con sus detenidos (policías), en el Primer Juzgado del Crimen de Talcahuano.

TIPIFICACIÓN DEL CRIMEN DE JORGE MATUTE JOHNS


I. Agresión/Muerte Circunstancial o Secuestro/Homicidio Calificado.

Estilo comportamental (Víctima): Extrovertido, negligente y desafiante.

Estado mental de la víctima previo a su muerte: Alterado por consumo de drogas (marihuana) y alcohol.

Nivel de victimazación: Alto. Poca Fortaleza física y provocador desinhibido.

Tipo de Víctima: Participante o que provoca involuntariamente su desenlace o destino final.

Modalidad de Muerte: Por acción de terceros (Homicidio).

a) Matute “pintando el mono” (se encontraba interrumpiendo el correcto accionar del “espectáculo” que se presentaba a esa hora en el local e intentaba ingresar por la fuerza a sector de la caja del bar pequeño de la discoteque. Todo esto luego de bailar según 2 testigos con una de las cajeras. Avisaron por radio a los guardias para que lo sacaran del sector).

b) Advertencia a la acompañante de Matute de un testigo que: conocía a Maria José, sabía que Matute andaba con ella. Este sabe porque y quien agrediría a Matute, debido a que se encontraba en el sector de las cajas donde trabajaba su polola. (Identidad reservada para el ministro)


c) Primera golpiza al interior de la cucaracha.

-Móvil = Provocación

-Testigos protagónicos = guardia Damián Díaz y DJ. También el OSO, Kelly, Verónica Cofré, Sherry Ruiz y Cristian Montes. (M.P.L) identidad para el ministro)

-Descartados por: Coartada “MOTA” y amenazas de muerte.

d) Segunda golpiza al exterior de la cucaracha

-Móvil = Resistencia, “desobediencia” o revancha.

-Testigo Protagónico = Marco Antonio González Espinosa, quien conocía a Matute y a su hermano Alex, describiéndole hasta las ropas que usaba ese día.

-Descartado por: Psicótico y mitómano = Informe psicológico del Capitán de Carabineros y psicólogo forense Mauricio Valdivia D.

*** Ambas agresiones fueron realizadas por el mismo sujeto el guardia apodado “El Oso”.

e) Traslado del cuerpo al subterráneo

-Móvil = Inconsciencia de la víctima agredida por un guardia.

-Testigo protagónico = Gerardo Roa Navarrete. Secundarios (Damián Díaz, M.P.L., DJ, Sherry Ruiz)

-Desacreditado por: Haber “mentido” afirmándole a la Magistrado que todas las descripciones declaradas en cuatro oportunidades habían sido producto de una supuesta hipnosis que nunca existió. La Magistrado Flora Sepúlveda, lo aceptó en circunstancias que el informe y las posteriores declaraciones formales y públicas de la psiquiatra forense que ratificaban nunca haber sometido a una hipnosis a Gerardo Roa Navarrete.

f) Muerte: instantánea producto de la doble agresión (circunstancial) o secuestro del Joven inconsciente para su ejecución previamente consentida y planificada (Homicidio Calificado) con posterior ocultamiento del cuerpo del delito para evitar una investigación en el lugar donde existía trafico y consumo de drogas o donde operaban algunos miembros de esta asociación ilícita. Móvil = denuncia, debido a ser hijo de un conocido dirigente sindical.

II. La Coartada

La coartada de los guardias fue impuesta coercitivamente por policías que estaban en el lugar (drogas) consistió en manipular todas las declaraciones en las que se describía la agresión cambiando al sujeto agredido (MATUTE) por el “MOTA” en cuya declaración oficial contradice a todos y cada uno de los testimonios del personal de la cucaracha INCLUYENDO A HÉCTOR ARENAS.

SU “ERROR DELICTUAL” FUE QUE EN EL “PREACUERDO” GRUPAL SE LES OLVIDO MANIPULAR LA DECLARACIÓN DE SU COARTADA “EL MOTA”.

Aclarar este caso era simple como comparar la declaración del Luis Gustavo Cifuentes Villegas “EL MOTA” a fojas 625 del 20 de diciembre de 1999, o sea, a sólo un mes de ocurridos los hechos, con las declaraciones que el personal hace de la pelea ocurrida en el área donde Maria José Maldonado observa a Matute por última vez, inmediatamente después de ser advertida que le iban a pegar al lado del bar de acceso al lado del DJ.
Este es el mismo sector donde minutos después Roa observa que era trasladado el cuerpo de matute colgando al subterráneo del local.

Por tanto el incidente o percance que describe como protagonista el MOTA o Luis Gustavo Cifuentes Villegas, nada tiene que ver con las dos golpizas que el Oso le propinó con alto nivel de violencia a JORGE MATUTE JOHNS primero al interior de la discoteca, y minutos después en la salida del local a vista y presencia de gran parte del personal de la cucaracha.

DECLARACIÓN DE LUIS GUSTAVO CIFUENTES VILLEGAS (“EL MOTA”) FOJAS 629: “NO SEÑOR, CUANDO EL GUARDIA ME SACO DE LA DISCO NO ME GOLPEO, SÓLO ME TOMO COMO ABRAZÁNDOME Y ME SACO FUERA DEL LOCAL, LO QUE SI PUEDO DECIR ES QUE ME OFRECIÓ PEGARME SI YO ME RESISTÍA A SALIR.

OBS: NO LO TOCARON Y AL QUE SE RESISTÍA EL OSO LE PEGABA (MATUTE).

Esta información que se presenta para la resolución del caso, la tuvieron desde un principio tanto la magistrado flora Sepúlveda como el comisario investigador el Sr. Héctor arenas, artífice de la teoría que hasta la fecha sostiene, en contra de siete jóvenes inocentes y de sus familias.

III. El Modus Operandi

El (MO) refleja un claro accionar profesional de tipo policial/legal, el cual se enfocó en la manipulación de la evidencia judicial y material. Esto con la finalidad de borrar y diluir cualquier evidencia que pudiese establecer certidumbre respecto a lo acontecido la madrugada del 20 de noviembre de 1999 en contra Jorge Matute Johns.

Desacreditación de todos los testigos presenciales. (Psicótico, Falsa hipnosis, amenazas de muerte a familiares)
Homicidios de civiles (Matute-Bombero) y de un carabinero que estaba pronto a resolver el caso (Cabo Marcos Martínez).

Filtración del secreto de sumario.

Infiltración policial en todas las primeras indagatorias.

Omisión de la investigación del tráfico telefónico a todo el personal de la cucaracha.

Alteración del sitio del suceso y desmantelamiento de la escena del crimen.

Rompimiento por orden superior de la cadena de custodia. (Muestras de sangre de igual grupo que Matute).

Manipulación de instrumento público. (Adaptación de Horarios para inculpar a inocentes y exculpar a los responsables)

Preparación y presentación de testigos falsos.

Inducción a falso testimonio.

Filtración comunicacional a medios de prensa local y nacional en desmedro de gente inocente.

Desacreditación sistemática, amedrentamiento y persecución laboral de familiares que resistían a la mentira en mayor medida.

Demonización pública en medios de prensa nacional, para asesinato de imagen de los ex procesados relacionándolos falsamente incluso con sextas religiosas.

Presentación de pruebas falsas para incriminar a terceros (prueba diabólica o inquisitorial).

Prohibición de investigar a los responsables de la agresión, traslado del cuerpo, “secuestro” y homicidio de Jorge Matute Johns.

Protección policial de los responsables.

Distractivos del caso (llamadas anónimas y encuentro sistemático de osamentas humanas).

Intervenciones telefónicas ilegales tanto a los ex procesados como a los familiares y amistades de estos.

IV. La Desaparición

Móvil:

Desviar el foco de la investigación con el afán de proteger las identidades de miembros activos y con envestidura policial de una asociación ilícita para el tráfico y consumo de drogas.

Hotspot:

1. Cucaracha 2. Sitió del hallazgo cinco años después 3. Ruta, caminos alternativos y distancia entre el local nocturno y el sitio del hallazgo. (45 kilómetros) 4. Homicidio del bombero 5. Homicidio del carabinero.

El análisis complementario de todos estos elementos nos indican un patrón definido en lo que respecta al perfil geográfico y el tipo de delincuentes o responsables tanto del ocultamiento del cuerpo como de los autores intelectuales y materiales de los tres diferentes homicidios.

Mapa Mental

Todas las muertes tienen en común prácticamente el mismo móvil y a la comuna de coronel (3ra. Comisaría) como centro de operaciones (autores materiales). También es necesario establecer alguna relación existente entre las amistades o familiares, propiedades, lugares de recreación y trabajo (camino a Santa Juana) con el jefe del personal y dueño de la Cucaracha. Esto con el objeto de clarificar el grado de participación de este en el ocultamiento del cuerpo.

El tipo de criminales correspondes indudablemente a un grupo de policías corruptos. Lo cual no exenta de otras responsabilidades a civiles vinculados tanto al personal de la Cucaracha como del ámbito judicial/policial.
Respecto a los autores intelectuales, estos se encuentran entre el personal componente de las comisarías que realizan las primeras indagaciones del caso. (Hualpencillo y Concepción).

Quienes se encargaron personalmente de conducir la causa judicial a un tribunal que por jurisdicción no correspondía. 2do. Juzgado del crimen de Concepción a cargo de la Magistrado Flora Sepúlveda.




Publicar un comentario